Carta abierta a la Alcaldesa de Zamora
       
       
 

 

Sra. Alcaldesa del Ayuntamiento de Zamora

Plaza Mayor

Zamora   

Zamora, 26 de junio de 2013

Estimada señora, ante la decisión  del Ayuntamiento de Zamora de cubrir con asfalto las calles de Las Tres Cruces, Reyes Católicos y Príncipe de Asturias, el Foro Ciudadano de Zamora quiere manifestar lo siguiente:

  • El pavimento es algo esencial del espacio urbano; no en vano es el elemento más próximo a nosotros cuando caminamos y ocupa el mayor porcentaje de nuestra visión. El pavimento de adoquín se ha usado desde hace siglos. Es tan idóneo que las ciudades con alto nivel cultural y económico siguen usándolo en sus cascos históricos. Cualquier ciudad del Norte y Centro de Europa puede servir de ejemplo, incluso nuestro vecino Portugal, y también las mejores actuaciones en España. El mismo Ayuntamiento de Zamora ha usado adoquín en las más recientes pavimentaciones del casco antiguo, aunque desgraciadamente en algunos casos -suponemos que por motivos presupuestarios- el adoquín utilizado haya sido de hormigón.

  • El pavimento adoquinado ayuda a la coexistencia del vehículo y el peatón, pues su superficie rugosa induce a circular a una velocidad moderada, sin necesidad de imponer resaltes o bandas sonoras que obliguen a circular a menos velocidad. No es justificable tapar ese pavimento porque las marcas viales no se adhieran bien o por el leve ruido de la rodadura –nada desagradable, pues nunca ha habido la menor queja de los ciudadanos ni en el casco antiguo ni en las calles que ahora se pretenden asfaltar-, cuando ese ruido es notoriamente inferior al que produce el propio motor de los coches (y aún será menor si, como se pretende, se limita la velocidad a 30 Km/h). Todo esto podemos verlo en vías mucho más concurridas que las de nuestra ciudad, como por ejemplo en los Campos Elíseos de París (marco incomparable para la final del Tour, perfectamente adoquinado), o en las italianas Bolonia, Parma, Rávena, Ferrara, ciudades históricas rebosantes de belleza urbana, todas ellas Patrimonio de la Humanidad, y en la misma Roma, donde se respetan los pavimentos de adoquines o cantos rodados con el mismo interés que las fachadas de los edificios históricos, recuperándolos donde han ido desapareciendo por decisiones erróneas, tomadas en otros tiempos menos respetuosos. Por otro lado, en cuanto a puntuales hundimientos, que ocurren en todas las calles, se pueden arreglar después de tantos años sin ningún problema.

  • Las calles citadas de Las Tres Cruces, Reyes Católicos y Príncipe de Asturias están perfectamente pavimentadas con adoquines realizados en la primera mitad del siglo pasado que, en buena parte, parecen ser de basalto, una piedra de altas prestaciones -por su calidad ha sido elegida para el patio del Banco de España por el arquitecto Rafael Moneo-, cuyo precio -más caro que el granito- la hace inaccesible habitualmente.  Son  pocos los suelos de este tipo que quedan en la ciudad y constituyen una reliquia digna de ser conservada –y reparada, en caso necesario- debido a su gran calidad técnica, ambiental y estética.

  • El adoquín de piedra natural de las citadas avenidas es sin duda el aspecto que más caracteriza a estos espacios urbanos, pues aunque la arquitectura en las Tres Cruces no sea nada destacable... ¿imaginan que será por ejemplo la Feria del Ajo, o la llegada de la procesión en la madrugada del Viernes Santo -uno de los momentos cumbre de nuestra Semana Santa- a un espacio asfaltado, con sus marcas viales bien marcadas en blanco? En cuanto a las otras dos calles, si hay en Zamora un entorno urbano de calidad, que refleja lo bien que hicieron algunas cosas los que nos precedieron en la primera mitad del pasado siglo, ése es, sin duda, el que tenemos en torno a la antigua Universidad Laboral (hoy C.E.I.), un entorno privilegiado donde encontramos edificios tan notables como el antiguo Cuartel Viriato (hoy felizmente Campus Universitario), el Hospital Virgen de la Concha y el convento de Santa Clara, edificios de diferentes estilos pero armoniosos, de escalas adecuadas, bien construidos, y con méritos de sobra para que hayan sido catalogados por el Plan General; incluso, hasta las viviendas que forman la conocida como “Ciudad Jardín” son un sencillo y buen ejemplo de cómo se puede y se debe hacer el urbanismo. Pero no sólo tienen mérito esos edificios, también lo tienen el correcto trazado de sus calles -Príncipe de Asturias y Reyes Católicos-, con un ancho generoso para su época, buenas aceras arboladas, bulevares ajardinados, elegantes farolas, mobiliario urbano de calidad, pavimentos de adoquines y bordillos de piedra natural, etc.

  • Es normal que las calles nuevas se asfalten, porque es más barato; pero que tapemos las que conservan adoquines de piedra, como las avenidas de las Tres Cruces, Príncipe de Asturias, Carlos Pinilla o el recién renovado suelo del casco antiguo, sería sencillamente inaceptable. El pavimento pétreo de adoquín no sólo es mucho más agradable a la vista, sino que tiene un bajo coste de mantenimiento, frente a cualquier calle asfaltada, que ha de ser reparada cada poco tiempo;  y los “remiendos” y “parches” ofrecen un pobre y deplorable aspecto, como ocurre en la plaza de Alemania, cuyo adoquín desgraciadamente se recubrió de asfalto en la reciente remodelación y en tan solo dos años ha tenido que volver a ser asfaltada. En Zamora ya sufrimos el error de asfaltar hace poco las calles de Víctor Gallego y Carretera de la Estación que tenían un pavimento adoquinado, por lo que es el momento de parar decisiones equivocadas que en nada contribuyen a mejorar la ciudad en la que vivimos, sino todo lo contario.

  • El gran gasto en que va a incurrir el Ayuntamiento de Zamora (350.00 €) es, pues, innecesario y causará un gran detrimento en la imagen de nuestras avenidas. Si se quieren mejorar esos espacios, sugerimos que se remodelen sus aceras recuperando su ancho,  se cuide su arbolado, su iluminación y se mejore el equipamiento urbano.

Por todo lo expuesto, el Foro Ciudadano de Zamora quiere manifestar su total rechazo a lo que considera un grave error y solicita al Ayuntamiento de Zamora que reconsidere su decisión de asfaltar las calles adoquinadas.

Antonio Gallego Rodríguez

Portavoz del Foro Ciudadano de Zamora

Cl. Monforte, 1-4º L

49002 -  Zamora



FOTOGRAFÍAS

1.- Adoquinado tapado con asfalto en las calles de Víctor Gallego y la Carretera de la Estación.
1.- Adoquinado tapado con asfalto en las calles de Víctor Gallego y la Carretera de la Estación.
 
2.- Así es el nuevo adoquinado que se está colocando en casi todas las calles de Parma. 
2.- Así es el nuevo adoquinado que se está colocando en casi todas las calles de Parma.
 
3.- El flamante adoquinado de la calle Príncipe de Asturias que ahora quieren asfaltar. 
3.- El flamante adoquinado de la calle Príncipe de Asturias que ahora quieren asfaltar.
 
4.- Bello adoquinado recién mojado por la lluvia en una calle de Praga.
4.- Bello adoquinado recién mojado por la lluvia en una calle de Praga.
 
5.- Muchas calles y plazas de Ferrara (Italia) están pavimentadas con este característico, aunque sea incómodo, canto rodado.
5.- Muchas calles y plazas de Ferrara (Italia) están pavimentadas con este característico, aunque sea incómodo, canto rodado.
 
6.- Pavimento de cantos rodados diseñado por César Manrique para el Museo de Arte Contemporáneo ubicado en el Castillo de San José de Arrecife (Lanzarote)
6.- Pavimento de cantos rodados diseñado por César Manrique para el Museo de Arte Contemporáneo ubicado en el Castillo de San José de Arrecife (Lanzarote)


 
 
 
 
Volver
Subir