COMUNICADO DEL FORO CIUDADANO DE ZAMORA SOBRE EL MUSEO BALTASAR LOBO

       
       
 

 

    A través de los Medios de Comunicación nos hemos enterado de que el Ayuntamiento de Zamora pretende trasladar los fondos de Baltasar Lobo al edificio del Viejo Ayuntamiento, abandonando su sede actual en la conocida Casa de los Gigantes, próxima al Castillo medieval y a la Catedral. Previamente a este traslado, la Policía Municipal podría ocupar la sede del antiguo Banco de España en la Plaza de Cristo Rey, decisión que nos parece precipitada y nada apropiada con las características de un edificio representativo de la arquitectura contemporánea.

    Ante esta noticia, que parece estar confirmada, el Foro Ciudadano de Zamora (FCZ) hace las siguientes consideraciones:

1.- Como ya dijimos en comunicados anteriores (25 de mayo de 2004 y 10 de octubre de 2009), defendemos que la obra de Baltasar Lobo tenga un verdadero museo permanente y definitivo en la ciudad, tal como fue su deseo al donar sus obras a Zamora. Tal decisión fue apoyada en su día por el Ayuntamiento de la ciudad, presidido por Antonio Vázquez. Posteriormente, se ratificó con la firma de un convenio con los herederos del escultor el 1 de enero de 1999, donde se incluye en varios anexos del contrato un inventario valorado de sus obras y el pago de los impuestos de sucesión al gobierno francés siempre que no superasen los 160 millones de pesetas, dinero que salió de todos los zamoranos. Para reforzar este compromiso, se contrató al arquitecto Rafael Moneo a fin de construir en el Castillo medieval un verdadero museo y se obtuvieron de la Unión Europea fondos por importe de 6,8 millones de euros dentro de un proyecto cultural denominado TRANSMUSEOS, que incluía el Museo de Baltasar Lobo en Zamora  y el Museo Graça Morais en Bragança (Portugal), felizmente terminado y en funcionamiento, cofinanciados ambos por INTERREG III A. Esta es la realidad ineludible y comprometida institucionalmente aunque, la historia de lo que sucedió más tarde fue muy distinta y ya es bastante conocida.

2.- Parte de las esculturas de Baltasar Lobo han ocupado ya distintas sedes provisionales y la que ahora se propone en el Viejo Ayuntamiento va a seguir manteniendo ese carácter de provisionalidad, entre otras cosas porque la superficie habilitada no tienen nada que ver con el cálculo espacial necesario que barajó el arquitecto Rafael Moneo de 2.334 m2, además de estar muy condicionada la propuesta actual por la estructura del propio edificio. Estas sedes provisionales han tenido distintas historias.

            - Iglesia de San Esteban (menos de 500 m2). Fue la primera ubicación (diciembre de 1998), cuando aún no habían llegado todos los fondos de Baltasar Lobo. Los trabajos de acondicionamiento fueron encargados por el Ayuntamiento al arquitecto Francisco Somoza, que solicitó la colaboración voluntaria de un equipo de profesionales conocedores de la obra del escultor y con experiencia en montaje de museos y exposiciones. Tanto la instalación como el discurso expositivo ofrecieron dignidad y coherencia.
            - Casa de los Gigantes (597 m2). Esta sede fue una decisión precipitada que tuvo que buscarse ante el peligro de que la Unión Europea nos reclamase los cuantiosos fondos que no habían sido utilizados para el fin que se concedieron: el Museo de Baltasar Lobo.  Había pues que presentar un señuelo de museo. Se distribuyeron algunas obras por la liza y se efectuó una nueva instalación, encargada nuevamente a Francisco Somoza, con la aportación añadida de otras obras que se encontraban en el Museo Provincial.
            - Viejo Ayuntamiento (854 m2). Se busca esta nueva sede porque al parecer acaba en diciembre de este año el plazo de alquiler de la Casa de los Gigantes por la que el Ayuntamiento, con fondos europeos, pagó por adelantado 500.000 € por 4 años y medio. Se trata de un coste excesivo que, a todas luces, no se puede permitir el Ayuntamiento de Zamora en estos momentos. Por las razones ya expresadas se vislumbra una nueva provisionalidad si esta decisión se lleva a cabo.
Como se puede ver por esta breve historia, salvo el primer intento modesto de tener una sede provisional en tanto se conseguía el museo definitivo, lo demás ha sido y es una total improvisación municipal.

3.-  Debido a la actual coyuntura económica, entendemos que en estos momentos no es posible ejecutar una sede definitiva para Baltasar Lobo, pero no por ello se debe dejar de plantear una solución y hacer las cosas bien; por tanto, con un espíritu constructivo y colaborador, el FCZ propone lo siguiente:

            - El Ayuntamiento, como ya hizo en su día, debería crear un equipo profesional que colabore con la institución  y la Fundación en la toma de decisiones para encontrar la posible sede del futuro museo, analizando los distintos edificios que tiene o puede tener la ciudad –Banco de España, antigua Diputación y otros que puedan existir- junto con un estudio económico de los costes que significaría el uso de cada edificio. Pero un museo no es solo un edificio. El control de la importante colección artística de Baltasar Lobo ha de ser efectuada por profesionales, por lo que parece imprescindible que el Ayuntamiento y la Fundación decidan cuanto antes la contratación de un profesional museístico para impulsar los trabajos pendientes sobre la obra de Lobo: documentación de la colección mediante inventarios definitivos que fueron encargadas en su día por el Ayuntamiento así como el análisis del estado de conservación, especialmente las obras al aire libre; recuperación de la obra en Verona; elaboración de un proyecto museístico que defina las actuaciones necesarias y el futuro del centro, etc. Asimismo habría que  buscar la ampliación de la Fundación con la incorporación de otras administraciones y patronos: Junta de Castilla y León, Diputación Provincial de Zamora, Ministerio de Cultura y otras instituciones privadas. Por otro lado, la valoración de un edifico como posible sede definitiva no se puede hacer sin conocer superficies, distribución, elementos de acceso y comunicación interna, además de tener en cuenta a la administración propietaria del mismo y estudiar las colaboraciones posibles. Creemos que el Ayuntamiento de Zamora y la Fundación deben ser conscientes que una financiación municipal en exclusiva hace imposible mantener con dignidad el Museo Baltasar Lobo y cubrir los costes iniciales de inversiones, mantenimiento, personal, actividades, etc.

            - El Foro Ciudadano de Zamora le ofrece al Ayuntamiento de Zamora y a la Fundación su colaboración para la creación de una asociación cultural denominada Amigos de Baltasar Lobo, de carácter nacional/internacional, para promocionar y potenciar la figura del escultor, pidiendo adhesiones y patrocinios a personas y organismos artísticos y culturales para apoyar y defender  el Museo de Baltasar Lobo en Zamora.

     Creemos sinceramente que es un gran error que el Ayuntamiento de Zamora pretenda sacar en solitario este proyecto y en este sentido el FCZ le ofrece toda su  colaboración y apoyo para conseguir que Baltasar Lobo y la ciudad de Zamora puedan tener un centro de arte que pueda satisfacer los deseos del Ayuntamiento,  de la Fundación, de la familia de Baltasar Lobo, de los artistas y ciudadanos en general.

Zamora, 9 de julio de 2013

 
 
 
Volver
Subir